Viviendo en la Incertidumbre

Encontrándome en el espacio de meditación, me apareció la incertidumbre.  Una idea aterradora y que a veces evadimos todos en mayor o menor medida.  O nos pasamos el tiempo en querer controlarla.  Hoy me di cuenta que es imposible lograr lo que he estado tratando de hacer por tanto tiempo.  Hablo de querer controlar ese futuro incierto.

DSC_4198Hoy habiendo dado el paso más importante de mi vida.  Me encuentro llena de ella.  Por no saber qué camino tomar, que decisiones optar.  El futuro será exitoso? será todo un fracaso? La incertidumbre me provoca miedo, lo que me provoca ansiedad, y una sensación de inseguridad y de estar en el aire.  Todas estas emociones andamos evitándolas, en búsqueda de seguridad y certezas, y lo único real es que no lo podemos tener.

En este estado de meditación me encontré con el aceptar la incertidumbre que me provoca el futuro.  Incluso darme el día para ver el futuro algo difuso sin claridad.  Y darme cuenta que lo único que tengo es hoy.  Puede entenderse como un cliché, porque lo he escuchado muchas veces pero una cosa es decirlo y otra cosa es experimentarlo, se vive desde otro lado.  Solo ese  hecho de aceptar un futuro incierto, hace que pueda la soltar la tensión, encontrar un espacio de paz interior y seguridad en el ahora.  Me ayuda a cobijarme con lo que soy hoy y como lo vivo.  Todo esto nos permite vivir en el presente.  Construir el presente.

Para poder aceptar esa realidad incierta y soltar todas las ideas de control es necesario volverse hacia uno mismo y hacia un ser superior.  Confiamos siempre en un futuro mejor pero incierto, y cuando se nos presentan obstáculos nos derrumbamos y volcamos nuestra mente a que todo evento es negativo.  Volver a confiar en nuestro espíritu que nos habla, y que hemos aprendido a no escuchar, nos permitir vivir íntegros y pasar por los espacios de incertidumbre como vienen.

El último tiempo he hecho ese ejercicio muchas veces.  Contactarme con la incertidumbre y solo confiar que la claridad vendrá.  Y efectivamente la claridad vuelve.  Eso me ayuda a seguir intentando el camino de vivir el presente como venga.

Confiar en un ser superior que nos protege y nos ayuda.  Soy Católica de toda la vida.  No soy de ir a misa.  Pero muchas veces le pedí cosas a Dios, lo que yo quería y a mi manera.  Confiar en el ser superior significa soltar la exigencia que sea como yo quiero.  Soltar y pedirle desde la generosidad, alegría y una esperanza sana, sin exigencias.  Aunque no lo crean me resulta mucho más.

El camino para vivir la incertidumbre y no escondernos de ella es confiar en nosotros mismos, en nuestro ser, conectarnos con nuestra espiritualidad y vivir el presente.

Advertisements

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s